Saltar al contenido principal

¿Qué son los Riesgos Operacionales?

Riesgos Operacionales son aquellos eventos que pueden causar un perjuicio a la organización, ya sea por errores humanos, tecnológicos, de procesos o acontecimientos externos que finalmente impactan en la operación habitual de la compañía, dificultando la consecución de sus objetivos.

 

El riesgo operacional está presente en la totalidad de las organizaciones, ya que está ligado a sus procesos y procedimientos.

Fuentes de riesgos operacionales:

Procesos de la organización:

Son los que proceden directamente de un proceso mal diseñado o, incluso, inexistente. Entre ellos podríamos identificar evaluaciones incompletas de proveedores o contrataciones, desvíos en plazos de ejecución o entregas a clientes, entre otros.

Eventos externos a la organización:

Son aquellos que provienen de fuentes como la climatología, cadena de suministro, servicios de la administración pública o incluso políticos. El espectro es extremadamente amplio. En cualquier caso, para ser considerados Riesgos Operacionales afectarán directamente a la operativa diaria de la organización.

Errores humanos:

Suelen ser los más comunes y también dan lugar a una amplia casuística. Desde negligencias hasta robos, suponen cualquier evento de riesgo que nace de una conducta inadecuada por parte de un colaborador y que tiene impacto en el ámbito de la operación diaria de la organización con mayor o menor impacto.

Tecnologías de la Información:

En un entorno en el que la tecnología juega un papel cada vez más destacado es frecuente encontrar riesgos materializados por causas tecnológicas. Un mal funcionamiento de un equipo, la configuración inadecuada de un dispositivo, errores de programación o de fabricación, son algunos ejemplos si afectan directamente al área operacional de la organización.

Gestión de Riesgos Operacionales

Los riesgos operacionales pueden afectar a cualquier empresa y es imprescindible una gestión eficaz para mantener las operaciones de la organización alineadas y aportando los resultados esperados.

Su correcta gestión tiene como objetivo:

  • Proteger los activos de la organización.
  • Garantizar el éxito de la operación y del servicio.
  • Proteger a las personas y el medio ambiente.
  • Proteger la viabilidad competitiva a largo plazo.

 

Para una gestión eficaz será necesario seguir el ciclo de gestión de riesgos:

Identificar el riesgo operativo:

Para la identificación de riesgos será necesario contar con la visión de distintas fuentes y áreas de la organización para conseguir un alcance más completo. Para ello se deben seguir unos pasos para que sea menos posible que algún riesgo pase inadvertido. Se debe atender tanto a riesgos internos como externos para tener en cuenta todas las amenazas.
Una vez identificados se deberán describir de la forma más completa posible para localizar todas sus características, atributos y posibles interacciones.

Evaluar el riesgo operativo:

Para la evaluación de riesgos existen distintas metodologías. Sea cual sea la empleada debe conseguir una clasificación normalizada, el nivel de impacto y la probabilidad de ocurrencia. Para cada uno de estos valores se han de establecer indicadores homogéneos, de forma que podamos elaborar una matriz de riesgos operativos para priorizar la gestión de riesgo y asociar en la misma toda la información relevante para su gestión.

Monitorear el riesgo operativo:

Para monitorear los riesgos será necesario establecer indicadores de riesgo (KRI) que permitan determinar la evolución de los mismos. El proceso de monitoreo de riesgos permite establecer si los planes de acción que se implementaron para la gestión están siendo eficaces o, por el contrario, debemos replantear la estrategia para la gestión de uno o varios riesgos. Para ello se deberán definir los mecanismos necesarios.

Controlar el riesgo operativo:

Los controles establecidos para cada riesgo han de ser revisados con la periodicidad suficiente para asegurar que se mantienen bajo control.

Mitigar el riesgo operativo:

Para cada riesgo operativo se han de definir los planes de acción que sean oportunos en función de la prioridad establecida para cada uno de ellos. Estos planes de acción han de ser gestionados de forma que se pueda garantizar el cumplimiento y tener una valoración objetiva de su eficacia respecto al riesgo.

Software de riesgos operacionales

Gracias a un software de gestión de riesgos operacionales, la organización podrá tener bajo control los riesgos de forma sencilla y completa. Gracias a la relación de cada riesgo con los procesos que se verían implicados, indicadores asociados, responsables, planes de acción y evolución comparativa del riesgo, se puede minimizar el riesgo de que la operación de la organización se vea afectada.

 

Cómo evitar pérdidas con una gestión de riesgos eficaz

La gestión de riesgos es una pieza fundamental en cualquier organización orientada al éxito sostenido...

Qué son los riesgos operativos y cómo reducir su impacto en la empresa

Riesgos Operativos Los riesgos operativos son una preocupación constante para las empresas, ya que pueden tener un impacto significativo en…

Riesgos Corporativos en la gestión de proyectos: mitigación

Riesgos Corporativos en proyectos La gestión de proyectos es una actividad esencial en el mundo empresarial moderno. Sin embargo, la…

Cómo detectar y analizar riesgos en proyectos

Riesgos en proyectos La vida organizacional está plagada de riesgos, y los proyectos no son la excepción. Los riesgos son…

Gestión de riesgos en proyectos como parte del Riesgo Operacional

Una aproximación al riesgo operacional En la ejecución de los procesos, las organizaciones están expuestas dificultades que tienen el potencial…

Control de riesgos y productividad. Cómo encontrar el equilibrio

Control de Riesgos La gestión de riesgos implica la creación de valor y la protección de este. No obstante, hay…

Volver arriba