Saltar al contenido principal

Normas Europeas de Información de Sostenibilidad

¿Qué son las Normas Europeas de Información de Sostenibilidad?

 

Las Normas Europeas de Información de Sostenibilidad (NEIS o ESRS) son un conjunto de directrices y estándares que han sido desarrollados con el objetivo de estandarizar y mejorar la calidad de la información no financiera proporcionada por las empresas. Estas normas están en consonancia con la creciente importancia que se le atribuye a la sostenibilidad y la responsabilidad corporativa en el ámbito empresarial.

 

Las NEIS se basan en la Directiva Europea sobre Información no Financiera (DNIF), la cual exige a ciertas empresas informar sobre cuestiones medioambientales, sociales y de personal, derechos humanos, y lucha contra la corrupción y el soborno. Esta normativa establece el marco legal para la divulgación de información no financiera y ha llevado al desarrollo de las ESRS para proporcionar una guía detallada sobre cómo las empresas deben abordar estos aspectos.

 

El objetivo central de las ESRS-European Sustainability Reporting Standards es facilitar la comparabilidad y la comprensión de la información no financiera entre empresas, sectores y a lo largo del tiempo. Estas normas se basan en principios como la materialidad, la exhaustividad, la relevancia, y la claridad, buscando garantizar que la información proporcionada sea significativa, precisa y completa.

 

Un aspecto clave de las Normas Europeas de Información de Sostenibilidad es su alineación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Al alinear la divulgación no financiera con estos objetivos globales, las empresas pueden demostrar su compromiso con metas que abarcan desde la mitigación del cambio climático hasta la promoción de la igualdad de género.

 

Las NEIS abordan temas específicos en áreas como el medio ambiente, derechos humanos, prácticas laborales, anticorrupción, y sociedad. Proporcionan directrices detalladas sobre los indicadores clave y la forma en que deben ser reportados. Además, fomentan la divulgación de información prospectiva, permitiendo que las partes interesadas comprendan mejor las estrategias a largo plazo de las empresas en relación con la sostenibilidad.

 

La implementación de las ESRS no solo contribuye al cumplimiento normativo, sino que también fortalece la transparencia y la rendición de cuentas de las empresas en áreas críticas que van más allá de los estados financieros tradicionales. Al adoptar estas normas, las empresas europeas están mejor posicionadas para gestionar riesgos, mejorar su reputación y satisfacer las expectativas crecientes de los stakeholders en cuanto a prácticas empresariales, sostenibles y socialmente responsables.

¿Qué es la CSRD?

 

La Directiva sobre Información Corporativa en Materia de Sostenibilidad de la Unión Europea (UE) o CSRD (Corporate Sustainability Reporting Directive) es una medida legislativa que refleja el compromiso creciente de la UE con la transparencia y la rendición de cuentas en el ámbito empresarial en relación con aspectos medioambientales y sociales. Esta directiva, también conocida como la Directiva sobre Información no Financiera (DNIF), establece requisitos claros para la divulgación de información no financiera por parte de ciertas empresas, reconociendo la importancia de abordar los desafíos sostenibles de manera integral.

 

La CSRD apunta principalmente a grandes empresas y grupos de empresas de interés público con más de 500 empleados. Estas entidades están obligadas a proporcionar información detallada sobre políticas, riesgos y resultados relacionados con cuestiones medioambientales, sociales, laborales, de derechos humanos y anticorrupción en sus informes de gestión.

 

El marco normativo establecido por la CSRD tiene como objetivo no solo cumplir con los estándares internacionales, sino también fomentar la coherencia y comparabilidad entre las empresas. Para lograr esto, la directiva permite cierta flexibilidad en la forma en que las empresas cumplen con sus obligaciones de divulgación, reconociendo la diversidad de modelos comerciales y sectores.

 

Además, la CSRD subraya la importancia de integrar la información no financiera en la toma de decisiones estratégicas de las empresas, alineando así la gestión empresarial con consideraciones sostenibles y éticas. Este enfoque busca garantizar que la sostenibilidad no sea simplemente un elemento adjunto en los informes anuales, sino que se integre de manera significativa en la cultura corporativa y en la toma de decisiones estratégicas a largo plazo.

 

La directiva también destaca la necesidad de utilizar marcos de presentación de informes reconocidos internacionalmente, como el Global Reporting Initiative (GRI) o el estándar del Task Force on Climate-related Financial Disclosures (TCFD), para garantizar la consistencia y la calidad de la información proporcionada.

 

En resumen, la Directiva sobre Información Corporativa en Materia de Sostenibilidad de la UE representa un hito importante en la evolución de la regulación empresarial hacia la sostenibilidad y la responsabilidad social. Al establecer pautas claras para la divulgación de información no financiera, la UE busca impulsar un cambio hacia prácticas empresariales más transparentes, sostenibles y socialmente responsables en toda la región.

¿Qué empresas están obligadas a presentar informes de sostenibilidad?

 

Las Normas Europeas de Información sobre Sostenibilidad (ESRS) han establecido requisitos específicos para que las empresas divulguen información relacionada con su desempeño ambiental, social y de gobernanza. Estas normas, también conocidas como Normas de Informes de Sostenibilidad de la UE, tienen como objetivo principal promover la transparencia y la responsabilidad en el ámbito empresarial en términos de sostenibilidad.

 

Las empresas que están obligadas a presentar informes de sostenibilidad según las Normas Europeas de Información sobre Sostenibilidad son aquellas que cumplen con ciertos criterios específicos. En términos generales, la obligación de presentar informes se aplica a las grandes empresas que cumplen con dos o más de los siguientes criterios durante dos ejercicios financieros consecutivos:

 

  1. Balance total: Las empresas con un balance total que supere los 20 millones de euros.
  2. Cifra de negocios neta: Empresas con una cifra de negocios que supere los 40 millones de euros.
  3. Número de empleados: Aquellas que emplean, en promedio, a más de 250 empleados a lo largo del ejercicio financiero.

 

Estas empresas deben elaborar informes de sostenibilidad que incluyan información detallada sobre su impacto ambiental, las medidas adoptadas para abordar problemas sociales y su estructura de gobernanza. Los informes deben seguir las directrices y requisitos establecidos por las Normas Europeas de Información sobre Sostenibilidad para garantizar la consistencia y la comparabilidad de la información presentada.

 

Además, las empresas deben tener en cuenta los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos, integrando en sus informes medidas adoptadas para respetar los derechos humanos en sus operaciones y cadenas de suministro.

 

La presentación de informes de sostenibilidad no solo cumple con una obligación normativa, sino que también refleja el compromiso de las empresas con la responsabilidad social y la gestión sostenible. Estos informes ofrecen a los stakeholders una visión integral del impacto de la empresa en la sociedad y el medio ambiente, fomentando la confianza y la toma de decisiones informadas.

 

Software para las Normas Europeas de Información de Sostenibilidad

 

La implementación de un software especializado como GRCTools se ha vuelto esencial para las empresas que buscan cumplir eficientemente con las Normas Europeas de Información sobre Sostenibilidad (ESRS). Estas normas, diseñadas para fomentar la transparencia y la responsabilidad en términos de sostenibilidad, requieren una recopilación, gestión y presentación detallada de datos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG). 

La adopción de GRCTools para las Normas Europeas de Información sobre Sostenibilidad no solo simplifica el proceso de cumplimiento normativo, sino que también mejora la capacidad de una empresa para gestionar su desempeño sostenible de manera efectiva, contribuyendo así a la construcción de una reputación sólida y a la creación de valor a largo plazo.

Cómo implementar el Balanced Scorecard con el software GRC

El Balanced Scorecard es un marco de gestión estratégica desarrollado por...

Cómo implementar una gestión integral de riesgos con GRC Tools

La gestión integral de riesgos es un enfoque sistemático para identificar, evaluar y mitigar los riesgos en una organización. Incorpora…

¿Qué es el marco de ciberseguridad del NIST?

El ciberespacio es un campo dinámico y vital en el mundo contemporáneo, pero...

Cómo proteger tu empresa de los ciberataques con el software GRC

La ciberseguridad es un componente esencial para la protección de datos y la operatividad de cualquier empresa en la era…

Riesgos en Infraestructura TI: Protegiendo la Tecnología Empresarial

En el paisaje empresarial moderno, donde la tecnología desempeña un papel...

La importancia de la cultura empresarial en la gestión de riesgos

La gestión de riesgos se fundamenta en un proceso continuo que ayuda a las organizaciones a...
Volver arriba